EL PROBLEMA DEL INDIO MARIATEGUI PDF

No las salva a algunas su buena fe. La ley no puede prevalecer contra los gamonales. El estudio del Dr. Esta cruzada no obtuvo, sin embargo, sino leyes y providencias muy sabiamente inspiradas.

Author:Grokasa Sarg
Country:Bahrain
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):3 April 2013
Pages:362
PDF File Size:15.44 Mb
ePub File Size:20.42 Mb
ISBN:897-8-25898-539-3
Downloads:3961
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Akirg



Y este problema de la tierra -cuya solidaridad con el problema del indio es demasiado evidente-, tampoco nos avenimos a atenuarlo o adelgazarlo oportunistamente. Todo lo contrario.

Las expresiones de la feudalidad sobreviviente son dos: latifundio y servidumbre. Y que tiene su origen en el ideario liberal en que se inspiran los Estatutos constitucionales de todos los Estados demo-burgueses.

El Virreinato no sobrevive en el "perricholismo" de algunos trovadores y algunos cronistas. Su subsistencia es responsable, por ejemplo, del retardamiento de nuestro desarrollo capitalista. El pueblo inkaico era un pueblo de campesinos, dedicados ordinariamente a la agricultura y el pastoreo.

La tierra depara todos los bienes. En el Norte no hubo reyes que estuviesen disponiendo de la tierra ajena como de cosa propia. Los conquistadores eran de una estirpe heroica; los colonizadores, no. No era, por consiguiente, un creador de riqueza. Durante largo tiempo los monjes estuvieron en grado de hacer operaciones excelentes para aumentar su fortuna". El comunismo agrario del "ayllu", una vez destruido el Estado Inkaico, no era incompatible con el uno ni con el otro. El programa revolucionario no representaba sus reivindicaciones.

Mas este programa se inspiraba en el ideario liberal. La aristocracia terrateniente, si no sus privilegios de principio, conservaba sus posiciones de hecho. Y la servidumbre no es sino una de las caras de la feudalidad, pero no la feudalidad misma. Aunque a vcces se proclamen enemigos de la propiedad, casi no hay caudillo que no remate en hacendado. El absolutismo conduce fatalmente a la miseria de los muchos y al boato y al abuso de los pocos. De todas maneras, entre nosotros el caudillo y el gobierno de los militares han cooperado al desarrollo del latifundio.

No era posible que comprendiese ni considerase siquiera el problema agrario. Esto le indujo a evitar con cautela todo acto seriamente opuesto a los intereses y principios de la clase conservadora. Casi no hace falta remarcar que esto acusaba entre otras cosas la decadencia del militarismo. Por el contrario, el latifundio se ha consolidado y extendido.

Estos han sido los factores principales del mantenimiento y desarrollo de la gran propiedad. No se transforma artificialmente a una sociedad. No se puebla ya la tierra con esclavos. Y sobre todo no se la fecunda. Esta es la defensa de la gran propiedad. En la sierra no existe el problema del agua. Las lluvias abundantes permiten, al latifundista como al comunero, los mismos cultivos.

Para el beneficio de los productos funcionan poderosas plantas industriales. Un estudio del doctor M. Castro Pozo, en este interesante estudio, se presenta exento de preconceptos liberales. Esto le permite abordar el problema de la "comunidad" con una mente apta para valorarla y entenderla.

Y esto no proviene de que sea refractario al progreso como pretende el simplismo de sus interesados detractores. Y el indio no se ha sentido nunca menos libre que cuando se ha sentido solo. Pero, en cambio, se ha mantenido demasiado estacionaria en su criterio y conducta respecto al trabajo. En la costa peruana el trabajador de la tierra, cuando no ha sido el indio, ha sido el negro esclavo, el culi chino, mirados, si cabe, con mayor desprecio.

Cobra arbitrios, otorga monopolios, establece sanciones contrarias siempre a la libertad de los braceros y de sus familias. Verbigracia, en la Rusia zarista. Es el otrabototschnaia sistema. En la agricultura de la sierra se encuentran particular y exactamente estos rasgos de propiedad y trabajo feudales. El hacendado no se preocupa de la productividad de las tierras. La propiedad de la tierra le permite explotar ilimitadamente la fuerza de trabajo del indio. La usura practicada sobre esta fuerza de trabajo -que se traduce en la miseria del indio-, se suma a la renta de la tierra, calculada al tipo usual de arrendamiento.

El hacendado se reserva las mejores tierras y reparte las menos productivas entre sus braceros indios, quienes se obligan a trabajar de preferencia y gratuitamente las primeras y a contentarse para su sustento con los frutos de las segundas. Una vez concluido, el arrendatario y el propietario se dividen por partes iguales todos los productos. Pero no es esto todo. Por sus hereditarios derechos de propiedad perciben un arrendamiento que se puede considerar como un canon feudal. Y bien. Este argumento -que resulta completamente nulo dentro de un criterio de relatividad- lejos de justificar al gamonal, lo condena inapelablemente.

No comprenden que el tipo patriarcal primitivo de terrateniente feudal es sustancialmente distinto del tipo del moderno jefe de empresa. El indio la mira instintivamente como una arma del gamonalismo. Luis E. Ugarte, ob. Javier Prado, ob. No es posible suscribirlo sin esta precisa reserva.

ABISMO DE ROSAS TABLATURA PDF

El problema del Indio

No las salva a algunas su buena fe. La ley no puede prevalecer contra los gamonales. El estudio del Dr. Esta cruzada no obtuvo, sin embargo, sino leyes y providencias muy sabiamente inspiradas. Hay quienes la hacen subir a doce y aun a quince millones.

IRF 3307 PDF

Navigation

Y este problema de la tierra -cuya solidaridad con el problema del indio es demasiado evidente-, tampoco nos avenimos a atenuarlo o adelgazarlo oportunistamente. Todo lo contrario. Las expresiones de la feudalidad sobreviviente son dos: latifundio y servidumbre. Y que tiene su origen en el ideario liberal en que se inspiran los Estatutos constitucionales de todos los Estados demo-burgueses. El Virreinato no sobrevive en el "perricholismo" de algunos trovadores y algunos cronistas. Su subsistencia es responsable, por ejemplo, del retardamiento de nuestro desarrollo capitalista.

CHROMATOGRAMME RICHTIG INTEGRIEREN UND BEWERTEN PDF

El problema del indio

.

DULCOMETER D1C PDF

“El problema del indio” de Mariátegui a hoy

.

Related Articles