ELISEO RECLUS HOMBRE TIERRA PDF

Pero no es suficiente. Si Reclus y su siglo siguen de actualidad, es debido a que, lejos de ser posmoderno o posindustrial, nuestro tiempo es en realidad hipermoderno e hiperindustrial. Y lo mismo se puede decir de Proudhon o de Bakunin. No se trata de confundirlas, porque abarcan campos diferentes. La tierra es bastante vasta para acogernos a todos en su seno, es bastante rica para que podamos vivir a gusto. Puede darnos cosechas suficientes para que todos tengan de comer; permite crecer suficientes plantas fibrosas para que todos puedan vestirse; contiene suficientes piedras y arcilla para que todos puedan tener casa.

Author:Tugore Vudolkis
Country:Somalia
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):9 February 2011
Pages:407
PDF File Size:13.27 Mb
ePub File Size:8.74 Mb
ISBN:931-9-61262-253-2
Downloads:54726
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Ditilar



Pero no es suficiente. Si Reclus y su siglo siguen de actualidad, es debido a que, lejos de ser posmoderno o posindustrial, nuestro tiempo es en realidad hipermoderno e hiperindustrial.

Y lo mismo se puede decir de Proudhon o de Bakunin. No se trata de confundirlas, porque abarcan campos diferentes. La tierra es bastante vasta para acogernos a todos en su seno, es bastante rica para que podamos vivir a gusto. Puede darnos cosechas suficientes para que todos tengan de comer; permite crecer suficientes plantas fibrosas para que todos puedan vestirse; contiene suficientes piedras y arcilla para que todos puedan tener casa.

Para Reclus, no obstante, el evolucionismo solo no es suficiente. A la inversa de Proudhon o de Bakunin, que la extienden por todo el cosmos, Malatesta la reserva esencialmente a los seres humanos El medio ambiente de Newton llega a Francia a finales del siglo XVIII en el sentido de ambiente, o sea, en el sentido moderno de medio.

El determinismo que aparece en la primera fase es ahora inmediatamente contrarrestado por la variedad. El plural atribuido por Reclus a los medios es fundamental.

Porque la naturaleza es doble. Contra esta naturaleza exterior, no solo es posible la lucha sino inevitable, porque se ve forzada por la naturaleza universal sobre la que vive todo. Insistamos en que, en los dos casos, Bakunin y Proudhon no dudan en referirse a la existencia de leyes al igual que Reclus. Dicho de otro modo, la ciencia proporciona los instrumentos a los que pueden agarrarse conscientemente los seres humanos.

Desarrolla igualmente este asunto en un largo pasaje de El hombre y la Tierra sobre el poblamiento Es, por otra parte, la postura adoptada por el Encuentro anarquista internacional de Londres de , en el que participaron Reclus y Kropotkin El catastrofismo es un excelente medio para culpabilizar a los individuos de una manera muy religiosa, para paralizarlos y desviarlos frente a la amplitud de lo que parece inconmensurable e inalcanzable, inhumano.

La primera, este gran sistema del que forma parte el ser humano, del que depende, depende igualmente del ser humano. La iniciativa vuelve al individuo y, por tanto, a las sociedades. La segunda, al margen de la pluralidad y la diversidad, este conjunto es un sistema general, si se puede decir.

Lo que no quiere decir que se pueda hacer cualquier cosa. La geograficidad del ser humano implica muchas cosas. Philippe Pelletier Publicado en Germinal. VII, p. III, p. VI, p. Proudhon, P. II, p. Nicolas y C.

Colson, op. Proudhon, Marx, etc. IV, c. Vida de un sabio justo y rebelde, , p.

HTML5 CSS3 MURACH PDF

eliseo reclus el hombre y la tierra

Harman, Moses and Lillian Lucifer. Goghelia GogueliaLydia. With a postscript by Margarethe Faas and on the back a copy in shorthand of a letter by Nettlau Testament ofMay 24, in German, tkerra a French version. With the text of a funeral speech by Nettlau not delivered. With a copy in shorthand of a letter? Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.

HASKELL AND YESOD PDF

Élisée Reclus

Visiting card; letter partly illegible. The magnificent archipelago of the Sonda, the Molucas and the islands close to Australia represent the most remarkable example of this division of continental masses. Kast, Marie and children. Kahan s and a copy of a letter by Nettlau Viento Contadores de historias.

Related Articles