HISTORIA DEL PENSAMIENTO ECONOMICO BRUE Y GRANT PDF

Puesto que los trabajos fabriles se trasladan al extranjero, los trabajadores de las industrias de servicios en Estados Unidos gozan de una seguridad razonable. Las exportaciones se deben hacer en barcos ingleses para ganar en el seguro y cargos de flete. Mun, Y eso era. Pero un examen de sus escritos indica que, en ciertos aspectos, Davenant era un mercantilista ortodoxo. Malynes,

Author:Melkree Kalkis
Country:Iceland
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):3 September 2014
Pages:224
PDF File Size:19.27 Mb
ePub File Size:9.49 Mb
ISBN:680-9-84846-684-2
Downloads:25409
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Fenritaur



Los inicios y los finales de todos los proyectos humanos son desordenados John Galsworthy E l objetivo de este estudio es seguir la evolucin de la economa a travs de los tiem- pos, mostrando principalmente cmo ha contribuido el pensamiento dominante a definir el mbito y el contenido de la economa moderna, pero analizando tambin las desviaciones de la ortodoxia que han contribuido a configurar el pensamiento econ- mico contemporneo.

En este libro examinamos las grandes cuestiones metodolgicas, explicamos la relacin entre el desarrollo de una teora y la situacin econmica reinan- te y examinamos el funcionamiento interno de teoras que contienen ideas especial- mente tiles. Tambin explicamos la importancia de algunas ideas para el desarrollo de la teora y las implicaciones ms generales de la teora para la formulacin de la poltica econmica y social. Reconocemos, pues, que el pensamiento econmico consta tanto de una visin del mundo como de una teora formal.

La visin del mundo es la manera general en que los individuos observan el mundo. La teora est formada por los modelos especficos que recogen la visin del mundo. Para comprender el pensamiento de los economistas, hay que comprender tanto su visin del mundo como su modelo.

Examina los problemas a los que se enfrenta la so- ciedad porque los individuos desean consumir ms bienes y servicios de los que existen y provocan as una escasez relativa. Los deseos percibidos generalmente son ilimitados y aparentemente insaciables, mientras que los recursos que suelen subdividirse en tierra, trabajo, capital e iniciativa empresarial son limitados. Para resolver el problema de la escasez, se necesita un mecanismo social que asigne los recursos limitados a las alternativas ilimitadas.

Uno de los aspectos de este proceso es limitar los deseos indi- viduales y aumentar la disposicin a ofrecer recursos. Introduccin 3 Histricamente, se han utilizado cuatro mecanismos para resolver el problema de la escasez. El ms antiguo es la fuerza bruta, que era habitual en algunas de las primeras sociedades y que an se emplea hoy. El siguiente es la tradicin, que pona el nfasis en la forma en que se haban asignado los recursos desde siempre. Con la civilizacin lleg otro mecanismo social de asignacin, a saber, la autoridad, en forma de instituciones del Estado e Iglesia.

La cuarta institucin social para asignar los recursos es el mercado, que se desarroll con el tiempo y se convirti en el principal mecanismo de asignacin en Europa occidental cuando desapareci el feudalismo y se desarrollaron las sociedades industriales basadas en el mercado.

La teora econmica moderna examina los mecanismos que utilizan las sociedades contemporneas para resolver los problemas que se derivan de la escasez relativa. Centra la atencin principalmente en los procesos del mercado, que han ocupado el lugar de la Iglesia, la tradicin y el Estado como principal mecanismo de asignacin de los recursos. Sin embargo, estos mecanismos no son mutuamente excluyentes, como tampoco ha sido lineal la transicin de las economas basadas en la tradicin, el Estado y la Iglesia a una economa de mercado; no todas las sociedades del mundo han participado.

En algunas zonas, que abarcan casi todo un continente, la actividad econmica sigue estando domi- nada por el pasado. En algunas sociedades, se ha pasado de una economa feudal anterior al mercado a una economa autoritaria moderna, en la que el Estado asigna los recursos.

Por ejemplo, a principios de la dcada de algunas sociedades adoptaron un sistema de planificacin central, que implicaba el control estatal de la asignacin de los recursos. En Europa oriental, se observan movimientos para pasar de una economa autoritaria a una economa de mercado, cuyos resultados son inciertos. Decir que el mercado es el principal mecanismo de asignacin no es decir que sea el nico.

Las sociedades modernas de mercado utilizan la fuerza, la tradicin y la autoridad, adems de los mercados. En Europa y en Norteamrica, las fuerzas so- ciales y polticas influyen continuamente en la asignacin basada en el mercado. La teora econmica moderna an est tratando de comprender las interrelaciones entre las fuerzas econmicas, sociales y polticas.

Ha centrado la atencin en el modo en que funcionan las fuerzas del mercado, concentrando sus esfuerzos en averiguar cmo asignan los mercados los recursos escasos y cules son las fuerzas que determinan el nivel de produccin econmica y su crecimiento.

Pero el pensamiento econmico va ms all de esas cuestiones. Nuestro estudio de los antecedentes de la teora econmi- ca moderna comienza antes de que los mercados estuvieran muy desarrollados. Eso nos permite ver cmo se abordan las cuestiones ms generales. Como observar el lector, muchos de los interrogantes que suscitaron los primeros autores anteriores a la aparicin del mercado se referan a cuestiones filosficas y ticas ms generales que ayudan a situar en perspectiva el pensamiento econmico moderno.

Independientemente de cul sea el mecanismo que utilice la sociedad para asignar los recursos, la cruda realidad de la escasez obliga a dejar algunos deseos sin satisfacer; por tanto, la raz del problema de la escasez es la cuestin de la equidad y la justicia. Los mecanismos de asignacin de los recursos deciden quin recibe los recursos y quin no. Divisiones de la teora econmica moderna En el pensamiento econmico moderno, los problemas relacionados con la escasez relativa generalmente se dividen en microeconoma y macroeconoma.

Introduccin 3 noma analiza las cuestiones de la asignacin y la distribucin. La macroeconoma analiza las cuestiones de la estabilidad y el crecimiento.

El problema de la asignacin qu se produce y cmo se produce y el problema de la distribucin cmo se re- parte la renta real entre los miembros de la sociedad generalmente corresponden a la teora microeconmica. Los principales instrumentos tericos del anlisis microeconmico moder- no son la demanda y la oferta, que se aplican al hogar, la empresa y la industria. El fin principal de la teora microeconmica es explicar las fuerzas que determinan los precios relativos, que los economistas creen que son las fuerzas esenciales en la asignacin de los recursos y la distribucin de la renta.

El otro enfoque que se emplea en la economa moderna es la teora macroeconmica. Comienza analizando la sociedad en su conjunto hasta llegar al individuo. La macroeco- noma centra la atencin en la estabilidad y el crecimiento de una economa utilizando variables agregadas de toda la economa: el nivel de renta y de empleo, los niveles generales de precios y la tasa de crecimiento econmico. La teora econmica ortodoxa moderna es un corpus de conocimientos que abarca tanto la microeconoma como la macroeconoma.

Una historia del pensamiento econ- mico debe examinar el desarrollo de los conceptos y los instrumentos que ha culmina- do en ese corpus de conocimientos. Aunque la economa moderna dominante centra la atencin en el uso de los merca- dos para resolver los problemas relacionados con la escasez relativa, siempre ha habido economistas a los que han interesado otros aspectos de la sociedad.

Algunos de estos autores se ocupan de cuestiones filosficas ms generales y a menudo sus escritos no entran claramente dentro de un nico campo de estudio. Algunos combinan disciplinas de las ciencias sociales por ejemplo, economa y ciencias polticas ; otros estn a caba- llo entre las ciencias sociales y las humanidades. Terminologa y clasificacin Para escribir un libro de texto como ste es necesario clasificar en alguna medida los economistas por grupos o escuelas.

El clasificar no est hecho para los pusilni- mes o para los perfeccionistas: hay que mezclar algo que es, en un sentido ms profundo, imposible de mezclar, fundir cosas que no se dejan fundir. Lo que espe- ramos es que con estas simplificadoras clasificaciones los estudiantes que no pro- sigan sus estudios comprendan mejor que sin ellas la historia del pensamiento econmico y que aquellos que continen estudiando se familiaricen con los proble- mas de clasificacin, los superen y nos perdonen por las soluciones de compromiso que hemos adoptado.

Las clasificaciones que utiliza una profesin a menudo han surgido por casualidad. Un trmino es empleado y repetido por un par de personas y de repente se usa. Esa terminologa generalmente dista de ser perfecta. Por ejemplo, el trmino economa cl- sica no es especialmente descriptivo ni muy til en muchos aspectos. El trmino neocl- sico tampoco es descriptivo y resulta incluso engaoso, ya que la economa neoclsica est muy alejada del pensamiento clsico en muchos aspectos; no fue fruto de una re- novacin de ese pensamiento ni surgi sin sobresaltos a partir de l.

Introduccin 5 del pensamiento econmico no basta con saber a qu grupo pertenecen principalmen- te ni cules son sus caractersticas fundamentales. Una his- toria de pensamiento econmico tiene que ser selectiva; de lo contrario, abrumara al lector y sera de poca utilidad. La seleccin requiere interpretacin, por lo que tras el proceso de seleccin se encuentran ocultos los sesgos, los prejuicios y el sistema de valores del historiador.

Uno de nuestros sesgos es el gusto por la controversia; nos parece ms interesante la controversia que el acuerdo. Otro es nuestra manera de en- focar la vida: nuestro lema es dejemos que florezcan 1.

Estos sesgos se reflejan en el libro y lo hacen levemente diferente de otros. Enfoque relativista y absolutista Se puede formular una teora para explicar el desarrollo de la teora econmica, una sociologa del saber para la economa? Cmo surge la teora econmica? Hay dos enfoques para responder a esta pregunta: el enfoque relativista y el enfoque absolutista.

A los historiadores relativistas les interesan 1 las fuerzas histricas, econmicas, sociolgicas y polticas que llevaron a los hombres y a las mujeres a examinar ciertas cuestiones econmicas y 2 el modo en que estas fuerzas determinaron el contenido de la teora emergente. Sostienen que la historia desempea un papel importante en el desarrollo de todas las teoras econmicas. Un relativista hara hincapi, por ejemplo, en las relaciones entre la aparicin y el contenido de la economa clsica y la industria- lizacin de Inglaterra, entre la economa ricardiana y el conflicto entre los terratenien- tes y los capitalistas ingleses y entre la economa keynesiana y la Gran Depresin de los aos Los historiadores absolutistas ponen el acento en las fuerzas internas, como la cre- ciente profesionalizacin de la economa, para explicar el desarrollo de la teora econ- mica.

Los absolutistas sostienen que el progreso de la teora no refleja meramente las circunstancias histricas sino que depende del descubrimiento y la explicacin de pro- blemas o paradojas sin resolver por parte de profesionales formados que reaccionan a los avances intelectuales que surgen en el seno de la profesin.

Segn este enfoque, es posible ordenar las teoras en trminos absolutos segn su valor; lo ms probable es que la teora ms reciente contenga menos errores y se aproxime ms a la verdad que las teoras anteriores. Hasta la dcada de , los historiadores de la teora econmica ms influyentes adoptaron una postura relativista.

A partir de esa dcada, cobr ms fuerza la postura absolutista. Eso provoc un debate sobre estas cuestiones entre los historiadores del pensamiento econmico.

Introduccin 5 Desde nuestro punto de vista, ni la postura absolutista ni la relativista son convincen- tes ni en s mismas ni por s mismas. Es ms fructfero concebir la historia del pensamien- to econmico como un proceso dinmico de interaccin entre las fuerzas externas e in- ternas de la disciplina que dan origen a nuevos avances tericos. En algunos casos, estos avances pueden atribuirse a una reaccin intelectual en el seno de la profesin, pero en otros el examen de las cuestiones econmicas y polticas de la poca permite compren- derlos mejor.

En algunos casos, la amalgama de fuerzas que dieron origen a nuevos avances es tan compleja que resulta difcil explicar satisfactoriamente la aparicin de la teora poniendo el nfasis en las causas absolutistas o en las relativistas. Economistas ortodoxos y heterodoxos El deseo de comprender el pasado para comprender mejor el presente no significa adop- tar un enfoque absolutista para examinar la historia, pensar que todo el pensamiento econmico es fruto de la evolucin de las ideas hasta llegar a la apoteosis del pensamien- to actual.

Todo lo contrario. Aunque hay una cierta evolucin, tambin hay un cierto retroceso. Cuando leemos a los primeros pensadores, a menudo nos impresionan sus profundos conocimientos, que a veces parecen ir ms all del pensamiento moderno. Esta postura refleja nuestro sesgo favorable a la diversidad.

En este libro vamos ms all de la corriente principal de pensamiento en un periodo y observamos la diversidad existente en el seno de la profesin. Los defensores ms im- portantes e interesantes de la teora econmica heterodoxa, pasados y presentes, aparecen, pues, junto a los principales pensadores ortodoxos. Entre las escuelas heterodoxas mo- dernas que incluimos se encuentran los austriacos, los institucionalistas, los poskeyne- sianos y los radicales; cada una de ellas comparte con la corriente principal una parte de la historia, pero se diferencia de ella en su opinin sobre qu economistas anteriores merecen ser recordados y cules olvidados.

Creemos que el estudio de la historia del pensamiento nos permite comprender mucho mejor a estos economistas heterodoxos modernos. Muestra su historia y de- muestra que no son simplemente unos descontentos sino los transmisores de tradicio- nes que la corriente principal moderna ha perdido. Por ejemplo, los economistas hete- rodoxos a menudo se han aventurado a traspasar las fronteras de la teora econmica ortodoxa y a adentrarse en la tierra de nadie que se encuentra entre la economa, la sociologa, la antropologa, la psicologa, las ciencias polticas, la historia y la tica.

Hasta ahora la economa moderna no haba visto la necesidad de hacerlo. Una manera de comprender las cuestiones que separan a los autores ortodoxos de los heterodoxos es examinar las preguntas a las que trataban de responder.

Mientras que los tericos ortodoxos modernos se han ocupado principalmente de los cuatro problemas de la asignacin, la distribucin, la estabilidad y el crecimiento, los econo- mistas heterodoxos han estudiado las fuerzas que provocan cambios en la sociedad y la economa. Mientras que los autores ortodoxos han considerado dadas algo que no les interesa explicar las instituciones sociales, polticas y econmicas especficas y han estudiado la conducta econmica en el contexto de estas instituciones, los autores he- terodoxos han centrado la atencin en las fuerzas que han llevado al desarrollo de estas instituciones.

A menudo lo que los autores ortodoxos consideran dado es lo que los heterodoxos tratan de explicar; y lo que los autores heterodoxos consideran dado es lo que los economistas ortodoxos tratan de explicar. Introduccin 7 economistas heterodoxos y los ortodoxos a menudo son diferencias de nfasis, no teo- ras diametralmente opuestas. En este libro, cuando seguimos la evolucin del pensamiento econmico, centramos la atencin en el pensamiento econmico ortodoxo dominante, pero tambin presenta- mos las ideas heterodoxas del momento.

Para valorar las ideas heterodoxas, es impor- tante recordar que los que son heterodoxos hoy podran convertirse en la corriente principal maana. Algunas ideas heterodoxas son rechazadas por la opinin dominan- te y permanecen para siempre fuera de la teora.

HISTORIA DE LAS DOCTRINAS FILOSOFICAS RAUL GUTIERREZ SAENZ PDF

2006 Landreth y Colander - Historia del Pensamiento Económico.pdf

Sign pensamietno to receive offers and updates: Write a review Rate this item: This reflects the percentage of orders the seller has received and filled. A special order item has limited availability and the seller may source this title from another supplier. Search results Share your thoughts with other customers. Amazon Renewed Refurbished products with a warranty. Search Results Results 1 -2 of 2. Amazon Second Chance Pass it on, trade it in, give it a second life. Alexa Actionable Analytics for the Web.

BREVIARIUM AB URBE CONDITA PDF

Historia del pensamiento económico. Stanley L.Brue.280cop

.

Related Articles