LA VIDA EN EL ESPIRITU MARTYN LLOYD JONES PDF

El mundo ha entrado sutilmente en la iglesia y esta se ha vuelto muy mundana. Debemos saberlo porque el mundo lo que necesita son verdaderos cristianos que comiencen a vivir la verdadera vida cristiana. Las Bienaventuranzas muestran la diferencia esencial entre un cristiano y un inconverso. Todos los cristianos hemos de tenerlas todas al mismo tiempo.

Author:Zolozuru Tygorr
Country:China
Language:English (Spanish)
Genre:Finance
Published (Last):24 August 2012
Pages:364
PDF File Size:12.17 Mb
ePub File Size:8.32 Mb
ISBN:841-8-11852-382-6
Downloads:64730
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mazuru



Siempre lo hace desde un punto de vista doctrinal. Coloca a cada problema en medio de contexto de la totalidad del cuerpo de la verdad cristiana. El relato se encuentra en Hechos De modo que obviamente hay cierta similitud entre ambas condiciones.

Y realmente no podemos formarnos un concepto correcto de la vida cristiana si no recordamos ambos elementos, el de similitud tanto como el de contraste. Ahora bien, para el proceso de poner en remojo se utilizaba la misma palabra. Es claro que esta es una palabra importante. Y al final de cuentas no tiene nada.

Lo primero que nos dice al respecto es esto: es una vida controlada, una vida ordenada. Ese es el resultado de la bebida. La bebida no es un estimulante, sino un sedante. Dichos centros son los primeros en sufrir la influencia y ser afectados por la bebida.

Un hombre puede ser muy capaz, pero a veces, hablando sobre uno de esos hombres, uno tiene que decir, "si es cierto, es un hombre maravilloso, muy capaz, pero desafortunadamente no sabe controlar su temperamento o este o aquel aspecto de su vida".

En cierto sentido no hay nada superior que precisamente este poder de control, este autocontrol, este equilibrio y disciplina. Se trata de disciplina. Ella es entonces la primera cosa. En segundo lugar, la vida cristiana no es una vida de derroche sino una vida productiva. Quiero subrayar que siempre derrocha y siempre desperdicia. Por un lado desperdicia tiempo. La persona ebria la malgasta como con ambas manos. Lejos de preservarlos, los desperdicia. Todo ello es disipado. Por eso la ebriedad es algo tan terrible.

Siempre es destructivo. La vida cristiana por otra parte es el opuesto exacto de todo ello. Uno siempre gana algo, siempre aprende algo nuevo. Eso es lo que hace la vida cristiana. Es una vida que preserva y conserva e incrementa todo lo bueno que el hombre tiene. El cristiano tiene y conserva; no tira el dinero con ambas manos sin pensar en lo que hace. Comprende que le ha sido encargada una solemne responsabilidad la cual debe cumplir correctamente.

Pero la vida cristiana no produce ese agotamiento; produce precisamente lo opuesto, a Dios gracias. En este punto emerge un gran principio. Cada participante estaba cansado y exhausto. Muchos otros medios nos agotan. El alcohol o cualquier otro estimulo artificial inventado por el hombre siempre nos deja agotados y cansados. Del mismo modo podemos indicar que este exceso, esta ebriedad siempre empobrece.

Pero sobre todas las cosas deseo subrayar que la vida cristiana no es una vida meramente negativa. Podemos expresarlo de la siguiente manera. No, esta no es una vida negativa. Lo considera un hombre triste, casi miserable, un hombre meramente moral. El cristianismo no es mera moralidad, o la ausencia de ciertas cosas en la vida del hombre.

Pero eso es totalmente falso. El cristianismo da al hombre una vida nueva. El cristianismo estimula, el cristianismo alboroza, el cristianismo encanta. No es un estimulante. En cierto sentido ya he estado contestando a esa pregunta.

Y por un tiempo el hombre se siente mejor. El alcohol simplemente anula sus centros superiores dejando en libertad lo instintivo, los elementos primitivos; sin embargo, el hombre cree haber sido estimulado. Estimula la mente y el intelecto. En realidad es El quien despierta nuestras facultades y las desarrolla. Su efecto no es similar al del alcohol y de otras drogas.

Su efecto es exactamente opuesto al de aquellos; es un verdadero estimulante. Lo que el alcohol hace, repito, es liberar los elementos instintivos de la vida; y el hombre lo confunde por sentimientos. Y lo mismo hace con la voluntad. La bebida, por supuesto, paraliza la voluntad dejando inerme al hombre. Por el contrario, siento que apenas estoy comenzando. He podido darles un vistazo y ahora deseo examinarlos. Cambiado de gloria en gloria, hasta ocupar en el cielo nuestro lugar; hasta depositar nuestras coronas ante El, perdidos en asombro, amor y alabanza.

Es algo que afecta a la totalidad del hombre, su intelecto, sus emociones y voluntad. Porque se siente miserable. Al pensar en la vida se agranda su tristeza.

Por eso recurre a su trago. Tanto peor para ellos. Vuelvo a decir, es una vida emocio- nante, es feliz, es llena de regocijo. Esto es el cristianismo. Esa es la respuesta. Es entonces que han reunido el grano, han cosechado el fruto y han hecho el vino.

33N10 DATASHEET PDF

Martyn Lloyd-Jones - Depresión Espiritual

Bien, embriagarse con vino implica que estamos bajo su influencia o su control. Embriagarse con vino significa que nuestras facultades, nuestra mente, nuestros sentimientos, nuestras voluntades y nuestros actos se encuentran bajo una influencia ajena por entero a nosotros. Por supuesto, existen muchos otros ejemplos de esto. De esta forma, se encuentra bajo su influencia y esta persona le domina.

ACTROS 4150 PDF

PDF | La Única Explicación | Martyn Lloyd-Jones

.

ARTEPHIUS LIBER SECRETUS PDF

Vida en el Espíritu, de Martyn Lloyd Jones

.

Related Articles