LA FIACA RICARDO TALESNIK PDF

Probablemente eran buenos tiempos y tientan a repetir la manida frase sobre lo mejor que es el pasado. Porque de eso se trata. De no cansarse. Tener la fiaca significa en lunfardo argentino que se tiene flojera. Exasperado, Nestor Vignale no duda en gritar a su mujer que hacer esa llamada es peor que asistir normalmente al trabajo. El primer acto, que dura una hora, acaba jocosamente y el tiempo deliciosamente esfumado ni se nota.

Author:Kara Shakarg
Country:Lithuania
Language:English (Spanish)
Genre:Life
Published (Last):24 January 2015
Pages:436
PDF File Size:20.67 Mb
ePub File Size:6.86 Mb
ISBN:442-4-98319-525-7
Downloads:2155
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tojagami



No tengo ganas de ir a trabajar Marta se acerca con recelo. Es la primera vez Marta se detiene impresionada. Menos agresivo. Me siento mejor que nunca. Estaba un poco cansado Se toca la cabeza. Como sin ganas de nada No quiero ir a la oficina y listo, no voy.

Tengo fiaca. Larga pausa. Hoy es el primero. Marta: Pero No, no vale la pena. Marta mira la hora, se desespera, se para : Las siete y veinte. Decime una cosa Y no tengo que pedirle permiso a nadie. Una carcajada y enseguida, serio, la mira fijo. Trata de tocarla. Siempre de noche. Aparta las cobijas y trata de agarrarla.

Ve un jefe y llora Sube el diario. Se acuesta con furia. Toma el diario, lo hojea, brusco. Arranca un trocito de aviso. Lo arroja al aire y arranca otro. Arranca y arroja. Se encoge de hombros. Comienza a hacer gimnasia.

Marta lo mira y hace un gesto al cielo. Se masajea, jadeante. De chico era una goma. Busca una prenda. Marta resignada va a la puerta. Imita una marchita marcial. Breve pausa. Marta suave, sonriente : No, tengo que hacer Si no es de noche Termino con esto y voy Che, Marta Como si hablara de otra persona.

Llenaba la jeringa con agua y le daba inyecciones a la tapa del inodoro.. Pensaba todas las noches Se levanta, abre el placard, se mira al espejo. Marta lo mira sorprendida. Seguro que me voy a quedar pelado Se mira de arriba a abajo. Se acuesta. Con la mano libre, corno clavando una aguja, apunta y la golpea en la cola. Marta va a la cocina, se masajea con disgusto. Mira el reloj. Las diez y media Piensa, se inquieta, pero se impone disfrutar.

Fontana lo tiene de punto. Peralta le dice de usted. Se mira. Le tiene un terror a la Chancha Vive pendiente del jefe. Ni una arruguita, ni una manchita, calladito Marta se encoge de hombros.

Lo hace. Lo toma, lo agita en el aire y lo tira. Marta, a punto de reaccionar, se domina. Imita en distintos tonos. Lo busca. Se para sobre la cama. Salta de la cama. Se lo pone en la axila. Juguetea con los pies. Marta: No. Yo tengo que ir a trabajar Lo acaricia, seductora.

Tengo que cuidarlo Marta: Hay que tener en cuenta que cualquier cosa que pase Aunque mi sueldo no alcance para cubrir todos los gastos Marta tensa, disimulando su fastidio : Es Y los lunes no se falta Marta trata de zafar con suavidad : No. Ahora tengo que Hoy es lunes Le acaricia los pechos, le besa el cuello. Le besa la boca. La Madre de pie, con una mano sobre la frente de aquel. Marta, a medio vestir, alejada, expectante. Madre retira la mano, a Marta : No, fiebre no tiene.

No quiso entrar a la facultad Yo no le dije nada. Muy bien, que trabaje. Se dio el gusto Son muchas horas Marta implacable : Lo que me dijiste antes.

Un poco de gimnasia antes de ir a trabajar. Mira a una y a la otra. Si tengo esta fiaca Madre: No. Mi hijo no puede hacerme esto La Madre se congela.

HISTORIA DO ESPIRITISMO ARTHUR CONAN DOYLE PDF

Talesnik-Ricardo-La-Fiaca.pdf

.

ICT MARKTMONITOR 2013 PDF

La fiaca (obra de teatro)

.

Related Articles