ANA CATARINA EMMERICH PDF

Early life[ edit ] Birthplace of Anne Catherine Emmerich in Coesfeld-Flamschen Emmerich was born into a family of poor farmers and had nine brothers and sisters. From an early age, she helped with the house and farm work. Her schooling was rather brief, but all those who knew her noticed that she felt drawn to prayer from an early age. The following year, Emmerich took her religious vows.

Author:Grogami Zulusida
Country:Switzerland
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):7 March 2018
Pages:102
PDF File Size:19.43 Mb
ePub File Size:6.79 Mb
ISBN:145-7-43308-434-6
Downloads:64618
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Votilar



Vi que se armaban y que se trabajaba por todos los lados. No vi que nada mejorase Era como la imagen de una ciudad perteneciente a la parte del mundo que nosotros habitamos. Sus boca era ancha y roja. Estaba manchada como un tigre y se mostraba muy familiar con los demoledores. Vi entonces a la bestia huir de nuevo hacia el mar y los enemigos correr en el mayor desorden AA.

Fueron obligados a dejar el altar, no pudieron quitarlo. Ellos les hablaban a la oreja y actuaban sobre ellos de todas las maneras posibles. Y sin embargo son excomulgados cuando toman parte en esas empresas, cuando entran en asociaciones y se adhieren a opiniones sobre las que pesa el anatema. Vi muchas iglesias cerradas. Vi grandes miserias producirse por todas partes. Vi guerras y sangre vertida.

Vi el pueblo salvaje e ignorante, intervenir con violencia. Era un cuadro inmenso e indeciblemente triste que es imposible describir. Ellos trabajan continuamente para demolerlas pero no lo consiguen. Era como un pueblo entero. No se si partieron todos; me acuerdo solamente que, en la gran ansiedad que me causaba la iglesia negra, no tuve el coraje de recibir las piedras preciosas.

Estaban situadas por orden: la primera era azul, la segunda de un rojo claro, la tercera de un blanco brillante y transparente. No se decir hasta donde todo lo que ellos hacen es abominable, pernicioso y vano. Yo oraba continuamente para que no fueran precipitados a las olas: sin embargo ellos me maltrataban y me daban patadas. Le vi muy rodeado de traiciones. Vi en diversos jardines, los derechos y los poderes de estos obispos, bajo forma de plantas, flores y frutos, y vi relaciones, corrientes, influencias, como hilos o rayos yendo de la sede de Roma a los jardines.

Yo los veo enfermos y en el lecho de muerte sin sacerdote y sin sacramento AA. Muchos, finalmente, no reflexionan nada en esa virtud y en esa gracia que se les ha dado por Jesucristo y tratan la cosa muy ligeramente. Vi a muchos otros, gentes piadosas, paisanos y burgueses, acercarse a ellos: era como si se dividieran en dos partes, una buena y una mala. Era una escena inmensa e indeciblemente triste que es imposible describir. Vi a lo lejos combates y surcos de sangre en el cielo por encima de varios lugares, y vi acercarse infinitas desgracias y miserias para la Iglesia.

Pero espero que permanezcas inquebrantable. Vi a Sicilia en sombras, espantosa y abandonada por todos aquellos que pudieran huir. Parece que todo el mundo huye de ella. Sobre los lugares donde oran algunas personas, veo descender la luz, en otros veo descender espesas tinieblas. Este incendio, cuyo aspecto era espantoso, indicaba en primer lugar un gran peligro, en segundo lugar un nuevo esplendor de la Iglesia tras la tempestad.

Vi una gran tormenta venir del norte. Vi a lo lejos combates y surcos de sangre en el cielo por encima de varios lugares, y vi acercarse desdichas y miserias infinitas para la Iglesia.

AD9850 DATASHEET PDF

Algumas visões de Anna Catharina EMMERICH

.

ALAN WATTS THE JOYOUS COSMOLOGY PDF

Anne Catherine Emmerich

.

Related Articles